La demanda inmobiliaria se reactivará en el 2017
Guillermo Reybet

Entrevista a Guillermo Reybet
Diario Río Negro
Domingo 14/02/2016
Por Javier lojo jlojo@rionegro.com.ar

http://www.rionegro.com.ar/diario/la-demanda-inmobiliaria-se-reactivara-en-el-2017-8068942-10944-notas_eco.aspx

La demanda inmobiliaria se reactivará en el 2017

El empresario neuquino indica que no se espera un buen año, pero que los inversores siguen apostando por el ladrillo como depósito de valor.

El conocido empresario inmobiliario Guillermo Reybet forma parte de la Cámara Inmobiliaria de Neuquén y posee una amplia experiencia en cuanto a la dinámica de la compra-venta de propiedades en la región. Su palabra es autorizada para analizar la dinámica del mercado en el contexto del nuevo escenario económico.

–¿Qué repercusión tuvo la salida del cepo cambiario sobre la actividad inmobiliaria en Neuquén?

–El cepo casi no molestó en Neuquén, porque desde el 2014 se comenzó a trabajar en pesos. Quizá significó un freno cuando recién se implantó el cepo, por los distintos tipos de cambio de referencia. Pero desde el 2014 no se sintió, y 2015 fue un muy buen año.

–¿Cuál fue el crecimiento de la actividad en el 2015?

–Según las estadísticas del Colegio de Arquitectos, el volumen del 2015 fue muy similar al del 2014, e incluso en algún momento se publicó que había 70 proyectos en desarrollo. Uno ve que hoy se siguen demoliendo casas en el radio céntrico, para levantar edificios.

–¿Qué panorama se avizora para este año?

–A mi entender, el 2016 será un año un poco más complejo. Se nota en los alquileres. En general, entre diciembre y febrero hay una demanda más sostenida de alquileres. Tiene que ver con los traslados en las empresas, con que todos tratan de ubicarse antes del inicio del periodo lectivo. Este año no hubo tal demanda, dentro de esos niveles.

Cuando uno habla con gente relacionada al sector petrolero, lo que esperan es un año con un nivel de actividad mucho menor al del 2015. La percepción es que ya se piensa en el 2017.

–¿La caída es más pronunciada en el segmento ABC1 que en los segmentos medios?

–En lo que refiere a alquileres, si. Tomando todo el mercado en su conjunto, la demanda más sostenida de alquileres está en el sector medio. Si uno mira las características de los nuevos proyectos, se ha construido mucho de dos y tres ambientes, donde hay mucho inversionista que luego lo vuelca a la locación.

Los precios que han tomado las propiedades hacen que el mercado esté más demandado por aquél que tiene capacidad económica. Hoy es muy difícil para alguien, por más que tenga un muy buen ingreso, poder acceder a una vivienda.

–¿Qué precio tiene hoy el metro cuadrado?

–Estamos hablando de entre $ 32.000 y $ 36.000 el metro cuadrado. Si en estos valores se busca una propiedad de dos ambientes de 50 metros cuadrados, hay que hablar de $ 1.500.000.

–¿La inversión a pozo es la tendencia en Neuquén?

–En general un 70% de las transacciones son inversiones a pozo. El pozo permite a aquel que tiene cierta capacidad de ahorro ir pagando durante el proceso de construcción.

El otro 30% se vende en pesos.

–¿Es decir que en Neuquén la gente compra y vende las propiedades en pesos?

–Se ofrece en pesos. Si usted tiene los dólares y quiere pagar en dólares, habrá que hablar con el dueño, ver si le interesa recibir dólares y acordar el tipo de cambio.

–¿Cómo influye el hecho de que Vaca Muerta no sea lo que se esperaba?

–Depende de varios factores, que son difíciles de evaluar. Estimo que, teniendo en cuenta esto de Vaca Muerta, 2016 será un año de amesetamiento en la demanda. Los valores seguirán aumentando, porque los índices de la construcción siguen creciendo. Si el sector gasífero se recupera en el 2017, volverá a crecer la demanda.

La exvicegobernadora manifestó en el 2014 que se estimaba que para el 2020 Neuquén tendría 500.000 habitantes. Posiblemente esos 500.000 deberán buscar dónde vivir…

–La exvicegobernadora también dijo que Neuquén se iba a parecer a Kuwait…

–Es como sucede en todas las economías relacionadas con los commodities. En la zona de Rosario, muy influenciada por el comercio de la soja, que en un momento cotizaba a u$s 600 la tonelada, tuvo un gran desarrollo inmobiliario sobre la costanera.

Depende en gran parte de factores externos, y también de las políticas que se tomen en distintos aspectos. Pero de que Neuquén va a continuar creciendo no me caben dudas.

–¿Existe todavía una noción tradicional del ladrillo como refugio de valor?

–Sin dudas. La gente quedó muy temerosa del sistema bancario luego de la crisis del 2001. En esa época nos tocó vender un edificio entero sin siquiera haber colocado un ladrillo.

Hoy porcentualmente los alquileres bajaron. Teóricamente el alquiler es el 1% del valor de la propiedad, por mes. Hoy estamos en el 0,5% porque se ajusta al poder adquisitivo de la gente. Si un departamento de un dormitorio a estrenar sale $ 1.500.000 y yo pido el 1%, el alquiler sería de $ 15.000. ¿A quién se lo alquilo? Entonces el alquiler ronda los $ 6.000.

Pese a ello, la gente sigue eligiendo el ladrillo como refugio de valor.